Coaching Ontológico


Siguiendo a mi Maestro, Rafael Echeverría, -con quien he tenido el lujo de formarme-, podemos observar que en el sustrato de cada una de esas crisis vitales a las que nos hemos referido se halla un límite en la capacidad de acción y de aprendizaje de los seres humanos.

Por ello, para la propuesta ontológica, la competencia de aprendizaje es la madre de todas las demás competencias. El aprendizaje entendido como una acción dirigida, precisamente, a incrementar nuestra capacidad de acción. Quien ha aprendido a aprender, puede aprender muchas más cosas y conducirse con mayor satisfacción en su vida. El coach ontologíco es, por tanto, un gran facilitador de aprendizaje.

El coach ontológico es un facilitador de los procesos de transformación de otros seres humanos, de sus procesos de autoinvención. El proceso de coaching ontológico se dirige a facilitar el diseño y la creación de la persona en la que cada cual desea convertirse.