“Anoche me quería morir…” 14


 

Por Inmaculada Gabaldón Gabaldón

“Anoche me quería morir”. Acabo de tener una conversación con un cliente que se queria morir pues le resulta inasumible el dolor que le produce la crisis que transita.

Hace apenas unos días tenía una conversación de coaching con otra persona que, muy al contrario, vive con pánico la sombra de la muerte.

La semana pasada volví a comprobar con una familia la abismal distancia que separa a dos personas que han dejado de ser pareja, pero, aunque no lo asuman, han perpetuado su vínculo a través de los hijos que comparten…

En fin… Desde diferentes ámbitos, la posición que ocupo me permite atestiguar en múltiples ocasiones el miedo radical que nos abruma interiormente y la fuente inagotable de conflicto y dolor que supone su proyección a nuestro entorno y nuestras relaciones….

Hace unos meses me preguntaron quién soy yo como gestora de confilctos.

Poderosa cuestión… Me hizo reflexionar: ¿Quien estoy siendo como individuo?. Y, por tanto ¿quién estoy siendo como profesional?.
Poder ofrecer, -mas allá del ámbito profesional en el que me encuentre-, un espacio Humano de contencion, escucha y respeto. Poder dar espacio a ese gran dolor que emerge y del que soy testigo, para mirarlo juntos mientras, – solo por eso-, se hace más y máspequeño… Invitar a redimensionar el Miedo que paraliza, haciendo de él pequeños trozos para poder manejarlo apenas el día de hoy, saliendo de la angustia que provoca la ilusion de tener que solucionar toda nuestra vida justo en este momento. Facilitar que una persona vuelva a conectar, siquiera un instante, con su auténtico poder personal… Acompañar a esa persona a conectar con sus valiosos recursos vitales, -esos que le han permitido llegar al día de hoy-. Devolver a esa persona, en un ejercicio reflexivo (de espejo), la conexión con su capacidad de superar dificultades y  anclarla de nuevo en la confianza de ser capaz, como hasta ahora, de sacar su vida adelante.  Conectarla con la auténtica Grandeza que habita en su interior, esa que le permita ver el dolor ajeno, trascenciendo, incluso, el propio. Contribuir a que esta persona tome mayor conciencia de su situación actual y sea capaz de decidir con claridad qué hacer con ello. Generar un espacio que facilite la toma de acciones que le permitan apropiarse de nuevo de su destino.  Coadyuvar a que esta persona, así empoderada, -superado el miedo y la sensación de amenaza-, pueda desplazarse con creciente seguridad, desde la competencia hacia la colaboración. Brindar la ocasión, -donde sólo habia dolor y rencores pasados-, de establecer dialogos constructivos de los que emerja el futuro deseado. Facilitar procesos de transformación y auténtico Encuentro Humano……. Eso es lo que da sentido, es lo que da autentico valor a mi quehacer diario. Es lo que quiero ofrecer: ¿abogada? ¿mediadora?, ¿coach?, ¿formadora? ¿facilitadora?¿Qué importa el nombre? ¿Qué importa el ámbito?. ¡Esa es mi contribución!.

Así que, respondiendo a la pregunta, puedo decir:

SOY apenas un Ser Humano, aún orgulloso de serlo.

Persisto,- esperanzada-, en el afán de superar mi propias contradicciones.

Y aún busco el esquivo equilibrio entre dos irreductibles fuerzas que llevo, -que todos llevamos-, dentro: de un lado, la protección de nuestra vulnerable individualidad, – y la insondable soledad  y el temor que ello supone-, y de otro, la ineludible vocación, la necesidad de abrirnos al Otro en plenitud, de forma que podamos sentir nuestra grandiosa Humanidad compartida y  apreder a relacionarnos desde ahí.

No hay ruptura, creo, que genere mayor sufrimiento individual y colectivo que el perenne conflicto interior que ello supone. Y mi afán es aliviar cuanto esté en mi mano ese sufrimiento compartido, y contribuir en nuestro avance evolutivo mientras, -aprendiendo-, vamos constryendo JUNTOS un camino hacia a la PAZ.

No es fácil. Lo sé. ..Pero sí posible. Es, incluso, necesario. Y por alcanzar esta meta, pago gustosa el precio.

 

 

Abogada. Mediadora. Formadora

Coach Ontológica y Generativa. Trainer y Coach PNL

Instructora y facilitadora de Prácticaas Restaurativas.

Direcotra de MediAcción

Para solicitar una sesión de coaching o mediación, contacta: 615466237 y mediaccionvalencia@gmail.com

Si te ha gustado este post; si te interesa la gestión constructiva de conflictos, la mediación, el desarrollo personal y el coaching, puedes suscribirte a nuestra NEWSLETTER para recibir más cotenidos y todas nuestras ofertas formativas.

 

 


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

14 ideas sobre ““Anoche me quería morir…”

  • Maribel Vidal

    Acabo de tener la suerte de encontrar un momento de tranquilidad para leer este post: Enhorabuena, no solo por lo que cuentas, sino también por cómo lo cuentas. Pero sobretodo por haber encontrado ese “quehacer” dificil de etiquetar, desde el que se puede ayudar y contribuir a sostener el dolor de las situaciones difíciles por las que a veces la vida nos hace transitar, por las que a veces elegimos transitar, o inclusive por las que en ocasiones no queremos mirar. Gracias por ofrecer tu contribución.

    • Mediacción Valencia Autor

      Mil gracias por tu comentario y tu reconocimiento, querida Maribel. Tanto por lo que dices, como por lo que leo entre lineas, es muy valioso para mí. Hace mucha falta ese trabajarse uno mismo, – que tú también compartes-, para poder después hacer una contribución valiosa a la sociedad. Un abrazo.

    • Mediacción Valencia Autor

      Gracias por tu generoso comentario Paloma Robles. Me alegra que la lectura del post te haya evocado ese retorno a nuestra humanidad compartida que es, como bien dices, lo más esencial en cualquier interacción, especialmente en las situaciones dolorosas y/o conflictivas. Es grande la responsabilidad que como profesionales tenemos al respecto. Otro gran abrazo para ti, compañera.

  • María Elena Garcia-Señorans Alvarez

    Me encanta, Inmaculada. Qué gusto leerte.
    Es así , estar, ser, aprender, aprehender, escuchar a los demás, devolverles el reflejo de su identidad y descubrir con ellos que siguen siendo seres humanos sensibles, valientes y poderosos. De eso se trata y da igual como se le llame. Gracias x tu artículo

    • Mediacción Valencia Autor

      Tal cual lo dices, estimada Mª Elena. Me enanta comprobar que hay personas sensibles y atentas que han captado la esencia de lo que quería transmitir. Muchas gracias a tí, por tu comentario. Te envío un afectuoso saludo.

  • Rubén Calcaterra

    Muy valioso tu comentario Inmaculada. Pero es tanta la carga emocional que recibe un operador de conflictos que es necesario crear esos metapuntos de vista que nos resguarde de las resonancias. Tal vez lo conozcas, pero te recomiendo leer “Si me amas, no me ames”, de Mony Elakim, Gedisa, 1990. Saludos cordiales.

    • Mediacción Valencia Autor

      Muchas gracias Melany. Para mí es un placer que hayas leído el post y lo hayas encontrado valioso. Y celebro que te haya reconectado con la “razón” de por qué elegiste tu profesion. Es siempre tan importante recordarlo… Un saludo cordial también para tí.

  • Martín Camacho

    Hola. Inmaculada , muy humano y adecuado el enfoque del aporte a la visión de solución de conflictos o crisis personales o familiares . Es otra dimensión del derecho . La humana y existencial que está allí y qué forma parte de la vida de cada persona . Creo que es un aporte trascendente .

    • Mediacción Valencia Autor

      Muchas gracias Martín por valorar este enfoque, como dices “humano” del derecho, pero también de la gestión de conflictos. Coincido contigo. En todas las cirisi: personales, familiares, organizacionales, incluso sociales, debemos tener siempre nuestra compleja y valiosa HUMANIDAD.

  • Tomás Prieto

    Muy buen post Inmauclada, abres un mundo de posibilidades. Ahora me viene a la cabeza que todo el mundo que sufre no busca una solución a su sufrimiento, hay ocasiones que buscan hacer sufrir a quien les hizo daño, es decir, buscan venganza ¡¡¡ yo me los he encontrado. Lo que no saben es que la venganza genera odio y el odio inquina y eso hacer sufrir más . . . . Saludos y abrazos ¡¡¡

    • Mediacción Valencia Autor

      Muchas gracias, Tomás Prieto. Me alegra que te haya gustado. Si no se transitan los duelos para sanarlos y trascenderlos, se adueñan de quien los sufre y afecta a sus relaciones. Por lo demás, el pensar, el sentir y el hacer de los Otros, nos afecta, pero no nos compete. Y, claro, hay dolor, hay ira en el mundo… y a veces nos los muestan las personas con las que tratamos. Y nos duele y nos genera ira de nuevo, pero cada cual solo puede hacerse cargo de lo siente y decidir qué quiere hacer con eso. Un abrazo, compañero.